MundoSalud

Relacionan a las bebidas energéticas con la mala calidad del sueño

2 Mins read

Aunque el consumo sea ocasional también se relaciona con un mayor riesgo de trastorno del sueño.

El consumo de bebidas energéticas está relacionado con la mala calidad del sueño y el insomnio entre los estudiantes universitarios, según un amplio estudio noruego publicado en la revista de acceso abierto BMJ Open. A mayor frecuencia de consumo, menos horas de sueño nocturno. Pero incluso el consumo ocasional (1 a 3 veces al mes) está relacionado con un mayor riesgo de trastorno del sueño, según los resultados.

Las bebidas energéticas contienen una media de 150 mg de cafeína por litro, además de azúcar, vitaminas, minerales y aminoácidos en cantidades variables, señalan los investigadores. Comercializadas como estimulantes mentales y físicos, son populares entre los estudiantes universitarios y los jóvenes en general. Para profundizar en estas cuestiones, los investigadores se basaron en 53,266 participantes de entre 18 y 35 años. Se preguntó a los estudiantes con qué frecuencia tomaban bebidas energéticas y también se les hicieron preguntas detalladas sobre sus patrones de sueño habituales.

El insomnio se definió como la experimentación de dificultades para conciliar y mantener el sueño y despertarse temprano al menos 3 noches a la semana, además de somnolencia diurna y cansancio al menos 3 días a la semana, durante al menos 3 meses. Las respuestas a la encuesta indicaron claras diferencias por sexo en los patrones de consumo de bebidas energéticas. Por ejemplo, las mujeres eran más propensas que los hombres a declarar que nunca o casi nunca consumían bebidas energéticas, 50% frente a 40%.

De las que afirmaron consumir estas bebidas, el 5.5% de las mujeres dijeron tomarlas entre 4 y 6 veces por semana y algo más del 3% declararon consumirlas a diario. Las cifras comparables para los hombres fueron del 8% y el 5%, respectivamente. Sin embargo, en ambos grupos se observó una clara relación dosis-respuesta entre el consumo de bebidas energéticas y un menor número de horas de sueño.

Quienes declararon un consumo diario de bebidas energéticas, durmieron cerca de media hora menos que los que declararon un consumo ocasional o nulo. Y el incremento del consumo se asoció con un aumento correspondiente tanto del tiempo de vigilia nocturna como del tiempo que se tarda en dormirse, es decir, una menor eficiencia del sueño.

El insomnio también era más frecuente entre quienes declaraban un consumo diario que entre los que declaraban un consumo ocasional o nulo, 51% frente a 33% (mujeres) y 37% frente a 22% (hombres). En general, un mayor consumo de bebidas energéticas se asoció con un mayor riesgo de problemas de sueño en todos los aspectos estudiados, con las asociaciones más fuertes para la corta duración del sueño. E incluso los que declaraban tomar una bebida energética sólo de 1 a 3 veces al mes también tenían un mayor riesgo de sufrir problemas de sueño.

Related posts
MundoSalud

Los multivitamínicos no están asociados a un menor riesgo de muerte

2 Mins read
Los resultados surgen de un análisis de más de dos décadas de datos. Un amplio análisis de datos de casi 400,000 adultos… Share this:FacebookXLike this:Like Loading...
HogarLatinoaméricaMundo

La Sopa Paraguaya Patrimonio Cultural Inmaterial de Paraguay

2 Mins read
La exquisita sopa paraguaya es considerada un plato típico de la gastronomía de Paraguay y de Sudamérica. La gastronomía de Paraguay tuvo… Share this:FacebookXLike this:Like Loading...
CuriosidadesMundo

Celebramos el Día Mundial del Perro

2 Mins read
En 2004 se estableció este día para concientizar sobre el abandono de mascotas. Aunque el refrán dice que el perro es el… Share this:FacebookXLike this:Like Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *