Columnas

La tele, la radio y la lectura

2 Mins read

La televisión es un aparato maravilloso que se ha inventado para entretenimiento e información de la gente. Se metió en todos los hogares sin permiso y desde entonces ocupa un lugar central en la vida de las familias. Sin embargo en mi casa, a pesar de que a diario la encendemos y vemos alguna programación, la mayor parte del día está apagada… Es que el invento en si es genial pero el ser humano no ha sabido sacarle el máximo provecho al mismo. Es más, en la mayoría de los programas que se ven a diario es como si a la radio le hubiesen agregado imagen y poco más. Solo se ven personas estáticas, sentadas en diferentes lugares, hablando, hablando y hablando. Si uno cierra los ojos en esos momentos es tal cual si estuviera escuchando radio y no se pierde nada si no se ve la imagen… entonces la televisión pierde todo sentido…
No sé si esto pasa porque es una forma de abaratar costos, si es porque a los conductores les gusta verse a ellos mismos permanentemente o porque es el formato más simple y no hay que tener gastos de producción.  Lo cierto es que, salvo los noticieros, el 90 por ciento de los demás programas es como si uno escuchara la radio… En esto la radio incluso le lleva una ventaja a la tele y es que uno debe de imaginar cómo es quien habla, que tal está vestido en ese momento, etc., despertando al menos la imaginación y haciendo trabajar a nuestro cerebro.

La televisión tiene su encanto en los eventos que se emiten en vivo, la radio lo tiene porque despierta la imaginación pero yo, sin embargo, sigo quedándome con los medios escritos porque leer implica pronunciar las palabras escritas, identificarlas y comprenderlas. Además leer permite adquirir conocimientos e incrementa la capacidad comunicativa, ayuda a desarrollar la capacidad de análisis y resolución de problemas, es una gran opción de entretenimiento, enriquece el mundo interior, amplía el vocabulario y fomenta la escritura, estimula la concentración, incentiva la imaginación, ejercita las conexiones neuronales y permite liberar emociones… Por eso la lectura es el ejercicio más poderoso y productivo para nuestro cerebro y debemos hacerlo diario… No te dejes estar, ¡Lee! que la lectura son los ojos del alma.

Related posts
Columnas

La Columna del Duende: Chismes y Rumores

2 Mins read
-¡Ah pero el calor lo hizo salir de la casa nuevamente! Casi que no puedo creer que ande de nuevo por aquí….
Columnas

Lo que hemos perdido

2 Mins read
Por Carlos Rojas de Morelos Hoy y siempre nos ha preocupado nuestra juventud en quien hemos depositado una gran responsabilidad para manejar…
Columnas

La columna del Duende: Chismes y Rumores

3 Mins read
–Acá estamos de nuevo para contarles algunas cosas a pesar de que todo está más complicado que tomar sopa con tenedor. -Jajaja,…

Leave a Reply

Your email address will not be published.