MundoSalud

Los servicios de salud mental se están viendo perturbados por el COVID-19

2 Mins read

La pandemia de COVID-19 ha perturbado o paralizado los servicios de salud mental esenciales del 93% de los ‎países del mundo, en tanto que aumenta la demanda de atención de salud mental, según un nuevo estudio de ‎la OMS.

El estudio, que abarca 130 países, aporta los primeros datos mundiales acerca de los efectos ‎devastadores del COVID-19 sobre el acceso a los servicios de salud mental.‎ La encuesta fue publicada en previsión de la Gran Cita de la Salud Mental, un evento mundial de ‎concienciación en línea organizado por la OMS el próximo 10 de octubre, que reunirá a dirigentes mundiales, ‎famosos y activistas para reclamar una mayor inversión en salud mental en el contexto del COVID-19. La OMS ‎ha señalado anteriormente el problema crónico de la financiación del sector de la salud mental: antes de la ‎pandemia, los países destinaban menos del 2% de sus presupuestos nacionales de salud a la salud mental y ‎tenían dificultades para responder a las necesidades de sus poblaciones.‎

La pandemia está provocando un incremento de la demanda de servicios de salud mental. El duelo, el ‎aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos de salud mental. ‎Muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y sufren crecientes problemas de insomnio ‎y ansiedad. Por otro lado, la misma COVID-19 puede traer consigo complicaciones neurológicas y mentales, ‎como estados delirantes, agitación o accidentes cerebrovasculares. Las personas que padecen trastornos ‎mentales, neurológicos o derivados del consumo de drogas también son más vulnerables a la infección del ‎SARS-CoV-2 y podrían estar expuestos a un mayor riesgo de enfermedad grave e incluso de muerte.‎

“Una buena salud mental es absolutamente fundamental para la salud y el bienestar en general”, dijo el Dr. ‎Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud. “La COVID-19 ha ‎venido a interrumpir la atención prestada por los servicios de salud mental esenciales de todo el mundo justo ‎cuando más se los necesitaba. Los dirigentes mundiales deben actuar con rapidez y determinación para invertir ‎más en programas de salud mental que salven vidas, mientras dure la pandemia y con posterioridad a ella”.‎

El estudio fue llevado a cabo entre junio y agosto de 2020 en 130 países de las seis regiones de la OMS con el ‎objetivo de evaluar las alteraciones sufridas por los servicios de salud mental, neurológicos y de tratamiento de ‎las toxicomanías como consecuencia de la COVID-19, determinar los tipos de servicios que han sufrido ‎perturbaciones y analizar las medidas tomadas por los países para adaptarse y hacer frente a estos problemas.‎

Related posts
Mundo

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

3 Mins read
Una de cada tres mujeres se ve afectada por algún tipo de violencia de género y cada 11 minutos una mujer o…
LatinoaméricaMundo

Un tercio de América Latina vive en la pobreza

2 Mins read
Las tasas de pobreza en la región se mantienen en 2022 por encima de los niveles pre pandemia, con más de 200…
CienciaMundoTecnología

Telescopio James Webb muestra atmósfera de exoplaneta

3 Mins read
El Telescopio James Webb ha mostrado la atmósfera de un exoplaneta como nunca antes se había visto. Un reciente estudio en el…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *