MundoSalud

Los servicios de salud mental se están viendo perturbados por el COVID-19

2 Mins read

La pandemia de COVID-19 ha perturbado o paralizado los servicios de salud mental esenciales del 93% de los ‎países del mundo, en tanto que aumenta la demanda de atención de salud mental, según un nuevo estudio de ‎la OMS.

El estudio, que abarca 130 países, aporta los primeros datos mundiales acerca de los efectos ‎devastadores del COVID-19 sobre el acceso a los servicios de salud mental.‎ La encuesta fue publicada en previsión de la Gran Cita de la Salud Mental, un evento mundial de ‎concienciación en línea organizado por la OMS el próximo 10 de octubre, que reunirá a dirigentes mundiales, ‎famosos y activistas para reclamar una mayor inversión en salud mental en el contexto del COVID-19. La OMS ‎ha señalado anteriormente el problema crónico de la financiación del sector de la salud mental: antes de la ‎pandemia, los países destinaban menos del 2% de sus presupuestos nacionales de salud a la salud mental y ‎tenían dificultades para responder a las necesidades de sus poblaciones.‎

La pandemia está provocando un incremento de la demanda de servicios de salud mental. El duelo, el ‎aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos de salud mental. ‎Muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y sufren crecientes problemas de insomnio ‎y ansiedad. Por otro lado, la misma COVID-19 puede traer consigo complicaciones neurológicas y mentales, ‎como estados delirantes, agitación o accidentes cerebrovasculares. Las personas que padecen trastornos ‎mentales, neurológicos o derivados del consumo de drogas también son más vulnerables a la infección del ‎SARS-CoV-2 y podrían estar expuestos a un mayor riesgo de enfermedad grave e incluso de muerte.‎

“Una buena salud mental es absolutamente fundamental para la salud y el bienestar en general”, dijo el Dr. ‎Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud. “La COVID-19 ha ‎venido a interrumpir la atención prestada por los servicios de salud mental esenciales de todo el mundo justo ‎cuando más se los necesitaba. Los dirigentes mundiales deben actuar con rapidez y determinación para invertir ‎más en programas de salud mental que salven vidas, mientras dure la pandemia y con posterioridad a ella”.‎

El estudio fue llevado a cabo entre junio y agosto de 2020 en 130 países de las seis regiones de la OMS con el ‎objetivo de evaluar las alteraciones sufridas por los servicios de salud mental, neurológicos y de tratamiento de ‎las toxicomanías como consecuencia de la COVID-19, determinar los tipos de servicios que han sufrido ‎perturbaciones y analizar las medidas tomadas por los países para adaptarse y hacer frente a estos problemas.‎

Related posts
LatinoaméricaMundo

Aumentan casos de COVID-19 en las Américas

3 Mins read
A medida que los casos continúan aumentando en las Américas, muchos corren el riesgo de desarrollar una condición conocida como COVID largo….
NacionalesSalud

Crece la epidemia de obesidad en Estados Unidos

2 Mins read
Una investigación recientemente publicada revela datos críticos e inusuales que detallan la gravedad de la epidemia de obesidad en Estados Unidos. Una…
NacionalesSalud

FDA presenta propuesta innovadora para ampliar la gama de medicamentos sin receta

2 Mins read
La norma propuesta tiene por objeto aumentar las opciones para el desarrollo de medicamentos sin receta seguros y eficaces. La Administración de…

Leave a Reply

Your email address will not be published.